sábado, 27 de septiembre de 2008

Portada para "Tierra y Libertad"

Este diseño de portada, para el Tierra y libertad núm. 242 (septiembre 2008), peca tal vez de algo en lo que caigo no pocas veces en mis trabajos: la necesidad de dar una explicación. A pesar de ser todo demasiado obvio (la supuesta fuerza o impacto de la imagen la dejo a juicio del espectador), con la existencia incluso de conceptos escritos que resultan claves en el montaje (en los que quise expresar que el rechazo del anarquismo no es solo a la autoridad o tutela del Estado), necesitaba integrar una frase en el conjunto para equilibrar el diseño (de ahí que el texto no esté totalmente sobreimpreso y sí pretenda formar parte del paso de la oscuridad a la luz (metáfora trillada, aunque al menos no trata de engañar a nadie). El resultado final "adolece" tal vez de exceso de idealismo a nivel conceptual, aunque se salva ese "en busca" que no significa llegar a ninguna perfección (sinónimo de "utopía"). Por otra parte, resulta atractivo y un reto el trabajar con dos tintas (que son, obviamente, el rojo y el negro); creo que en este trabajo está bien aprovechado el asunto. La publicación en este número de un artículo muy crítico con las recientes olimpiadas celebradas en Pekín contribuyó a dar cohesión al periódico.

1 comentario:

Cesar dijo...

En mi opinión no tienes por qué dar explicaciones. Tu propuesta es lícita. Es lícito que exista una frase que apoye al montaje gráfico. Lo malo hubiera sido una frase que "explicara" otra vez la imagen. Pero no es así en este caso. Creo que ambas cosas, el montaje fotográfico y la frase, se complementan limpiamente.